Cómo ser un transformista

Posted By CALI on Ene 11, 2018 | 0 comments


Ya sea que te vistas por las noches con la ropa de tu esposa, que tengas un deseo secreto y ardiente de cantar “If I Could Turn Back Time” de Cher en el escenario o que quieras caminar orgullosamente vestido de mujer a tiempo completo, lo que debes hacer es transformar tu figura masculina en la de una diva hermosa y femenina. Una vez que consigas el look, puedes comenzar a desarrollar tu personaje, integrarte a una comunidad local de transformistas y quizás, incluso, ganar un poco de dinero.

Parte 1 Desarrollar el look

1.- Decide si vas a afeitarte o no y escoge en qué parte del cuerpo. No hay una fórmula correcta o incorrecta cuando se trata de desarrollar la apariencia de transformista. Algunos hombres afeitan su cuerpo completo, algunos solo la cara y el pecho, otros deciden no hacerlo. A estos últimos se les llama “skag drag”, por el término en inglés. ¿Cómo crees que debe verse tu chica interior?
  • Si tienes mucho vello y ‘deseas afeitarlo, primero recórtalo un poco con un par de tijeras. Luego, lo mejor es afeitarlo después de la ducha.
  • También puedes depilar tu cuerpo completo. Así podrás ir por la vida con un cuerpo suave y con una idea de lo que tienen que hacer las mujeres.

2.-Decide si quieres ser un transformista voluminoso o esbelto. Puedes obtener más curvas con almohadillas para las caderas, aunque hoy en día también está de moda ser delgado. Al final, solo depende de ti. También es útil comprar un ceñidor para la cintura, especialmente si eres un poco más relleno en esa área. Todo depende de tu personalidad. ¿Quieres ser una chica grande y exótica o una esbelta y elegante?
  • Fíjate en tu tipo de cuerpo. ¿Qué tan ancho es tu pecho? ¿Qué tan delgadas son tus caderas? ¿Tienes más o menos las mismas medidas en ambas partes del cuerpo? Si no puedes responder ahora mismo, lo mejor es probarte algunos vestidos para ver si necesitas usar almohadillas y así sabrás qué tanto relleno deseas incorporar.

3.-Ten cuidado con los hábitos masculinos. A la hora de lucir femeninos, los hombres tienen muy poco arriba y demasiado abajo. Aquí hay algunas cosas básicas que debes considerar para verte más femenino:
  • Oculta tus partes. Solo asegúrate de ocultar bien todo entre tus piernas. La ropa interior de mujer es suave y bastante cómoda como para sujetar todo en su lugar, aunque también puedes comprar un cache-sexe (una prenda similar a los calzones de mujer). Otras prendas de licra o las pantis también cumplen esta función. Si te decides por un cache-sex (o gaff), recuéstate con la prenda a la altura de los muslos. Mete cada uno de los testículos dentro de la prenda y súbela hasta la cavidad abdominal. Mete el pene entre tus piernas y termina de subir la prenda.
  • Consigue un buen sostén. Para saber la talla, mide el contorno de tu pecho por debajo de los pezones. Para escoger el tamaño de copa, recuerda que más grande no siempre es mejor: las copas B o C se ven más naturales. Puedes usar cualquier relleno para el sostén, aunque lo mejor para que los pechos se vean más reales son las almohadillas de silicona. En cuanto al escote, con tus pectorales y un poco de cinta adhesiva, puedes crear una ilusión bastante creíble. Primero sujeta tus pectorales con una mano. Toma un trozo de cinta adhesiva de uso clínico y pégala desde las axilas hasta la cavidad del pecho, formando una especie de faja.

4.-Invierte algo de dinero en maquillaje y aprende a sacarle partido. El rostro es una de las cualidades más características de los transformistas, y la mayoría de ellos usan sombras de colores llamativos (con pestañas postizas) que logran llamar la atención del público hasta la último fila. Claro que no es algo sencillo. Muchos transformistas pasan hasta un año desarrollando la habilidad de maquillarse por sí mismos. So start doing your own now; you’ll appreciate the practice.
  • Sentirás la tentación de pedirle a alguien más que te maquille, pero no querrás depender de otra persona cuando estés a punto de salir al escenario. Además, si aprendes a maquillarte por ti mismo, podrás ir adaptando el maquillaje a medida que tu personaje evolucione.
  • ¿No sabes por dónde comenzar? Hay muchísimos tutoriales en línea para maquillaje de transformistas. También es buena idea hablar con algunos amigos o personas de confianza que tengan experiencia en el área. Puedes pedirles que te ayuden la primera vez para que tengas una idea de cómo hacerlo tú mismo a partir de allí.

5.-Comienza a desarrollar el vestuario de tu personaje. ¿Tu “otro yo” es una diva muy dinámica? ¿Es una chica inocente o más bien una fiera indómita? ¿Prefiere usar vestidos largos y elegantes o mini faldas con remeras sin tirantes? Además del maquillaje, esta es la parte del transformismo que requiere más dinero. Comienza armando uno o dos conjuntos, luego compra más ropa a medida que vayas desarrollando tu acto.
  • Usa faldas y vestidos para esconder todo lo que debe permanecer oculto. Además, estás prendas son cómodas y femeninas.
  • Escoge remeras y blusas con hombros anchos, mangas enteras y cintura larga, especialmente si tu tienes el tronco más extenso.
  • Usa zapatos de tacón alto. No hay nada como un par de tacones altos para que las piernas luzcan realmente sensuales, aunque es difícil encontrarlos en tallas grandes. Hay tiendas de vestuario para transformistas donde puedes buscarlos (lo mismo que con la ropa).

6.-Compra una buena peluca. Lo más probable es que no puedas tener una cabellera larga, ondulada y brillante en unas cuantas semanas, así es que tu mejor opción es una peluca. A diferencia de otras cosas, el precio de las pelucas si refleja su calidad. ¿Quieres ser una chica rubia, morena o pelirroja? ¿De cabello liso o rizado?
  • Y cuídala muy bien. Las pelucas se arruinan muy fácilmente. Al comprar la tuya (lo ideal es comprarla en persona para que puedas probártela), pregunta en la tienda sobre los cuidados que debes tener. ¿Cómo se puede extender la vida útil de las pelucas? La persona a cargo te dirá cómo cepillarla y guardarla.

Parte 2 Ganar dinero

1.-Prepara tu personaje, su número artístico y escoge un nombre. Una vez que tengas todo lo necesario para lucir como un transformista, también debes desarrollar un número artístico. Puede ser un nombre refinado como Latrice Royale o algo más agresivo como Detox. ¿Quieres ser una diva, una bailarina o una chica rebelde? ¿De qué manera se relaciona ella con el público? ¿Es una chica dulce y sumisa o mandona y pícara?
  • Una vez que hayas determinado su personalidad, escoge una canción para “cantar” y “bailar” (quizás no sea necesario moverte demasiado, pero al menos debes gesticular las palabras de la canción). Memoriza la letra como si fuera tu fecha de cumpleaños; lo último que querrás es quedarte en blanco frente al micrófono.
  • Al comienzo, preocúpate solo de tener dos o tres canciones en tu repertorio. Puedes repetirlas en distintos escenarios. A medida que te vayas ganando fama, puedes incorporar otros temas nuevos.

2.-Asiste a audiciones en clubes y eventos. ¿Dónde se realizan actos de transformistas en tu área? Busca los lugares y ve a conocerlos. Observa el trabajo de los demás, interactúa con otras chicas y con el dueño o anfitrión. ¿Qué debes hacer para pedir una audición? Cuando logras ser parte de una comunidad (de transformistas o cualquier otra cosa) es más sencillo conseguir un lugar en el escenario.
  • Recuerda que no es una audición para el teatro. Cuando asistas, asegúrate de lucir lo mejor posible; con cabello perfecto, con maquillaje y con tu mejor tu mejor atuendo. Con suerte lograrás una actuación semanal como parte de su espectáculo.

3.-Debes tener la disposición de trabajar por poco dinero (o incluso gratis) al principio. Cuando recién comienzas una carrera, el dinero no llega en grandes cantidades. Algunos recintos no ofrecen nada más que la posibilidad de actuar, otros pagan solo lo mínimo. No dejes tu empleo hasta que logres una posición estelar.
  • Los eventos de caridad son una gran oportunidad para que los transformistas ganen experiencia. Es una manera excelente de darte a conocer, además de demostrar tu apoyo a la causa. Claro que la mayoría de los eventos de caridad se realizan por amor al arte, así es que no pienses en el dinero; piensa en que es una oportunidad para formar parte de la comunidad.

4.-Gasta dinero para ganar dinero. No es barato ser transformista. No solo como estilo de vida, sino que también es un pasatiempo bastante caro. Vas a a tener que gastar mucho en maquillaje, pelucas, ropa y zapatos. ¡Debes lucir lo mejor posible! En esta industria debes gastar dinero para verte bien, y debes verte muy bien para ganar dinero.
  • Muy pocos transformistas logran hacerlo de manera profesional. La mayoría se dedica al transformismo en su tiempo libre o después de su trabajo.

5.-A medida que ganes experiencia, desarrolla un repertorio más amplio y extenso. Tal y como un comediante solo puede hacer una cantidad determinada de presentaciones con el mismo material, como transformista no puedes cantar “Hit Me Baby One More Time” para siempre, debes comenzar a trabajar en otro acto. ¿Qué otras canciones le gustan a tu diva interior? ¿Prefiere cantarlas normalmente o añadir un poco de comedia? ¿Le gusta hacer participar al público? ¿Qué tiene de original para ofrecer?
  • Con esto vas a necesitar nuevos atuendos y más maquillaje. Si tienes un presupuesto limitado, combina algunas prendas de otros atuendos para crear otro nuevo y compra solo algunos accesorios, como los zapatos.

Refinar tu personaje

1.-Elige qué tipo de transformista deseas ser. Muchas personas creen que los transformistas son divas con grandes senos, mucho brillo y una personalidad más grande que sus tacones. Esto no siempre es así. De hecho, quizás tu presentación sea más interesante si no te asemejas a este tipo de transformistas. Aquí tienes algunos ejemplos para inspirarte:
  • Shangela es del tipo “reina de belleza” y jamás adivinarías que es un hombre.
  • Dena Cass es bailarina. La reconoces de inmediato al verla en el escenario.
  • Detox es una fashionista. Si miras cómo va vestida, te darás cuenta de inmediato.
  • Nina West es un buen ejemplo de originalidad. Hay transformistas que van a su propio su ritmo, y a veces esto resulta muy bien.

2.-Deja que tu look evolucione. A medida que desarrolles tu personaje, verás que tanto ella como su “careta” evolucionan con el tiempo. Ya no podrás aplicar algunas cosas que hacías antes, lo mismo que con el cabello, el maquillaje y la ropa. Si hay algo que ya no te gusta tanto, recuerda que ella es parte de ti y que madura contigo. Es algo completamente normal y solo significa que estás refinando su personalidad.
3.-Apoya siempre a otros transformistas de tu comunidad. En muchos casos, ser transformista es mucho más que vestirse de mujer. No solo te sentirás más cómodo cuando dejes salir a tu personaje, sino también cuando estés con el público y con otros transformistas. Tu trabajo no termina cuando te bajas del escenario. Ellos te apoyaron, ahora es tu turno. La camaradería es lo que permite que estas cosas resulten, así es que no seas competitivo y súmate a los sentimientos de amor y aceptación que reinan en los ambientes transformistas.
  • Las personas que frecuentan estos ambientes buscan una familia, no estarán pendientes de tus defectos. Algunos transformistas (no todos, desde luego) están en pleno proceso de transición o de conflicto interno, y es precisamente en este tipo de ambientes donde pueden sentirse como en casa. Trata de ser parte de este mundo y terminarás amando aún más el transformismo.

4.-Ignora la adversidad. La verdad es que no es sencillo ser un transformista. Si eres gay, seguramente tu vida es un poco más difícil. Si no lo eres, constantemente te estarán haciendo preguntas sobre tu vida personal. Siempre habrá personas que “no lo entiendan,” que piensen que quieres ser una mujer o que te juzguen. No les hagas caso, tú eres fabulosa.
  • Deja que los buenos sentimientos sean tu mejor arma contra el mundo. La comunidad a la que perteneces te ayudará a desarrollar una actitud positiva. Cuando estás rodeado de personas que te ayudan a sentirte bien y a ser lo mejor que puedes ser, es muy difícil no tener una buena actitud. Y en los tiempos de adversidad, todos juntos pueden lograr que cada uno sea más fuerte cada día.

5.-Lo mejor que puedes hacer es ser tú mismo. No importa quién seas, cómo luzcas, de dónde vengas o cuáles sean tus habilidades, siempre puedes ser aceptado en la comunidad de transformistas. El único requisito es que te permitas a ti mismo brillar al máximo. ¿Estás listo para dar ese paso?
  • Ni siquiera es necesario que seas hombre para ser transformista. Con una personalidad radiante y un buen par de pestañas postizas, puedes conquistar el mundo sin importar quién seas (o lo que tengas bajo la ropa). Pero una buena personalidad te ayudará muchísimo.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: